ZILARGI ONLINE

METODOLOGÍA ONLINE

Debido a la situación vivida con la pandemia del COVID-19, la academia Zilargi ha tenido que amoldarse en tiempo récord a la nueva manera de impartir las clases. Todos nuestros cursos han pasado de desarrollarse de manera presencial a online.

Después de 2 meses impartiendo los cursos de esta manera, podemos decir que la experiencia ha sido bastante positiva. Aunque por supuesto hay cosas que se pueden mejorar y así lo estamos haciendo poco a poco.

  • Los alumnos acceden a las clases a través de un link fijo de la plataforma Google Meet.
  • Las clases se desarrollan de manera muy similar a las presenciales: cámara enfocando al profesor que da sus explicaciones apoyándose en la pizarra.
  • Los alumnos acceden a la clase con la cámara y el micrófono desconectados, pero se les anima a que intervengan conectando el micrófono cuando lo crean necesario para preguntar cualquier duda o para lo que crean conveniente.

OPINIONES DE LOS ALUMNOS

Tras realizar encuestas anónimas a nuestros alumnos, os podemos trasladar sus experiencias con esta nueva modalidad.

“Me ha parecido que el hecho de darlas directamente desde una cámara enfocando la pizarra es justo lo que necesitaba para poder entenderle sin ninguna necesidad. No ha habido práctica diferencia entre las clases online y las presenciales.”

“Me ha parecido que se ha adaptado muy bien, lo único malo es que a veces la pizarra no se ve bien porque se esta compartiendo la pantalla o el profesor tiene la letra pequeña pero por lo demás genial.”

“Me ha parecido todo muy positivo porque la clase ha seguido siendo lo mismo. La única pega que pongo es que hay gente en clase que retrasa mucho por el hecho que en vez de prestar atención están a otras cosas y luego preguntan 100 veces las mismas chorradas”

“La verdad que han ido bien las clases. Al principio si que es verdad que la luz reflejaba en la pizarra y no se veía con claridad pero ya lo solucionasteis. Por lo de más, todo bien”

“Las clases online me han permitido ser más productiva en mi trabajo, pero también es cierto que en las clases me permiten hacer las preguntas más libremente, y no andar encendiendo el micrófono cada vez que quiera hacer una pregunta. Por todo lo demás, genial! Gracias!”

“En mi opinión, habéis conseguido adaptaros de una forma rápida y bastante bien, en cuanto a la conexión y todo eso no ha habido problemas y las forma de explicar han sido clara y precisa, yo creo que ha sido muy buena.”

“Algunos días se hacía un poco pesado tener que estar dos horas en la clase online. Por otro lado que la gente participe hace más amena las clases”

“El desarrollarlas vía meet, al igual que hacemos en la uni, pienso que está bastante bien porque es a lo que ya nos hemos acostumbrado y trabajamos mejor. Si he de decir que es un poco de mala suerte el hecho de que a veces la cámara se desenfoque (o hay veces que solo son problemas nuestros de conexión) y que haya que salir y entrar. De todas formas, es algo que apenas afecta, y más cuando puedes preguntarle a David si puede repetir tal cosa, y lo hace siempre sin ningún problema.”

“Todo lo que se puede pedir. Calidad de imagen y sonido. Se puede mejorar en que grabarais las clases, dado que nosotros tenemos permiso igualmente.” 

“Me parece que la academia ha hecho lo posible para adaptarse a esta nueva situación que nos ha pillado a todos de imprevisto. Pero por ejemplo, yo creo que se podría probar a dar las clases también de otra forma, como algunos profesores de la uni que utilizan unas pantallas virtuales que las ves con más claridad en tu ordenador”

“Está muy bien el hecho de dar las clases de la academia por meet, al ser el mismo medio usado por la universidad, y pues es más fácil concentrarse. Si que está el pequeño aspecto negativo de que la cámara a veces se desenfoque, y tengamos que salir y entrar de la sesión. Pero como digo, es algo minúsculo, y que a veces incluso es cosa de nuestra red.”

“Un jaleo. Muy difíciles de seguir”

“Hemos podido seguir las clases de forma adecuada. Mi sensación ha sido bastante similar a estar en la academia físicamente.”

“La manera en la que se ha impartido me parece que está bien dado que se parece a estar físicamente en clase (pizarra, profe… solo que aquí añadimos la posibilidad de ver los simuladores). Al habernos provisto de material también (libro y fotocopias de alguna página o página extra) tenemos acceso a bastante información.”

“Cosas positivas que es como estar en clase, se ve todo muy nítido y preguntas cuando quieras.”

“Creo que la adaptación de la academia ha sido difícilmente mejorable, se ha actuado rápido con lo que se disponía y se han recuperado las clases perdidas”

“La situación excepcional en la que nos encontramos nos ha pillado a todos por sorpresa, la academia Zilargi ha sabido adaptarse y eso dice mucho de su capacidad ante imprevistos, si bien es cierto que las clases online pretenden ser iguales que las presenciales, y a mi modo de ver no lo son, principalmente porque al estar en tu casa atendiendo al profesor a través de una pantalla en lugar de en un aula es mucho más fácil distraerse, a parte de ser más cansado para la vista, por lo que para mí el principal punto a mejorar es la duración de las clases y pienso que dividir el tiempo ayudaría a mejorar el rendimiento de la clase.”

“Igual de buenas que la presenciales, incluso mejores por el grupo de wasap donde en cualquier momento dejabas la duda y la siguiente clase se solucionaba”

“Al principio cuestan como todo pero al final uno se adapta y a mi me han parecido bastante buenas llegando a estar casi como en clase, el uso de la pizarra también ayuda mucho”

“Se hacen lo mejor posible pero se pierde un poco la comunicación que habría dentro de un aula real”

“Prefiero las clases presenciales”

“Os habéis amoldado muy bien a la situación, en general creo que hay el mismo nivel de atención, los horarios muy bien puestos y que en un futuro si surgiera otra pandemia mundial o algo del estilo (espero que no ), ya sabéis como funcionan las apps y no tendríais problema alguno.”

“Creo que es mas difícil dar clase así que de forma presencial pero habéis estado pendientes en todo lo q necesitábamos y nos ha ido bien”

“El trato personal es más directo y más fácil. Alguna de las dudas que tienes no las preguntas.”

“Me parece que ha mejorado en el sentido de la comodidad ya que dispones de más espacio en tu casa así como de la tranquilidad ya que no se oye el ruido del resto de compañeros que a veces podían molestar. Como punto negativo me parece que el no poder hablar con los compañeros en el momento en el que estas en clase hace que no te surjan tantas dudas y que en casa hay más distracciones que en la academia”

“me han parecido muy bien, la única pega es la dificultad de comprobar resultados o chequear dudas simples con los compañeros. como por ejemplo la típica pregunta de: «que es lo que pone en la tercera línea?» pregunta que si tiene que el profesor responder ralentiza la clase y que en dos segundos la te la ha respondido el compañero sin ningún problema. Pero es, al igual que el ambiente de clase, algo que no se puede igualar a la clase presencial por mucho que se quiera.”

“Están bien, pero se pierde mucho la interacción con el profesor”

“Están bien, que haya pizarra ayuda bastante a seguir las clases, es como si estuviéramos de manera presencial.”

“Son muy llevaderas, mucho más que las clases online de la universidad, la pizarra se agradece mucho”